FILOSOFÍA PARA ESCOLARES
en el Perú

Una apuesta por la razón y el progreso social
a través del pensar crítico, riguroso y creativo


¿Qué es filosofía para escolares?
Antecedentes
¿Por qué es necesario enseñar filsofía a nuestros niños?
La enseñanza de la filosofía en la
educación primaria y secundaria en el Perú
¿Cómo se trabaja en la enseñanza de filosofía con los niños?
¿Cómo aplicar la enseñanza de filosofía para niños en mi colegio?
La práctica concreta: SECUNDARIA
Curriculum para FpN del CIFiN
La práctica concreta: PRIMARIA
Breve Bibliografía
¿Quién lo pone en práctica?
Organizaciones de FpN en el extranjero

¿Qué es Filosofía para escolares?

La Filosofía para escolares es un proyecto de educación filosófica que se originó y promocionó en un inicio por diversas organizaciones de filósofos de Estados Unidos y Europa que lleva unos treinta años de crecimiento en más de cuarenta países en todo el mundo.

Desarrolla las habilidades del razonamiento crítico, riguroso, creativo y razonable, permitiendo a los niños y adolescentes del mundo contemporáneo, a través de la dialéctica de la discusión entre compañeros y de la contrastación y aplicación en la práctica, forjar los principios y valores sólidos que necesitarán para hacer frente de manera eficiente a los nuevos retos de su sociedad.

Para darle sentido a este trabajo de reflexión, es deseable involucrar a los escolares en las temáticas filosóficas, lo que quiere decir que los problemas filosóficos deben analizarse desde situaciones cotidianas que los escolares identifiquen con su propia realidad. Ello permitirá que aprendan a reconocer sus diferentes emociones y a investigar y/o cuestionar sus propias actitudes y reacciones frente a ellas, paso inicial de todo pensamiento filosófico.

Esto se puede lograr concretamente a través de la lectura conjunta de cuentos, novelas u otros textos especialmente elaborados o adaptados, que traten los problemas de la filosofía problematizando las relaciones cotidianas familiares, grupales y sociales con los que los escolares están familiarizados, tras lo cual se procede a la discusión de los temas de interés de los escolares llegando a una profundidad y rigurosidad cada vez mayor en el análisis individual y a una perspectiva cada vez mayor acerca del tema debido al frecuente intercambio de puntos de vista entre compañeras y compañeros.
 

¿Cómo se trabaja en la enseñanza de filosofía con los niños?

La Filosofía en los colegios se trabaja a partir de un curriculum prediseñado textos e historias que tocan distintas disciplinas de la filosofía: ética, estética, lógica, filosofía del lenguaje, filosofía del conocimiento, filosofía de la naturaleza y filosofía política.

Estos matreriales se trabajan dentro del marco de un conjunto de pautas metodológicas cuidadosamente diseñadas y probadas a lo largo de los treinta años de desarrollo del programa. Los textos se leen en clase y se los utiliza como punto de partida y contenido de la discusión y de los ejercicios a realizar. Los docentes  exploran  y  desarrollan junto con sus alumnos las posibilidades del diálogo crítico y creativo en el aula, incentivando en todo momento el cuidado y el respeto por las opiniones divergentes. Cada texto viene acompañado de un libro de apoyo para el docente, con sugerencias, ejercicios, explicaciones de fondo y referencias.

¿Quién lo pone en práctica?

La enseñanza de la filosofía desde la escuela primaria puede ser llevada a la práctica por profesores de filosofía de secundaria o por egresados de la especialidad de Filosofía con capacitación docente. Para lograr una implementación rigurosa de la enseñanza de la filosofía en los colegios, tanto a nivel primario como secundario, es necesario que los docentes tengan una sólida formación en filosofía y que se haga un seguimiento de las experiencias y de los progresos de los escolares.

A partir del 2001 con el apoyo de la Dra. María Luisa Rivara de Tuesta y la Sociedad Peruana de Consejería Filosófica y Práctica Filosófica (SOPECPRAFIL) se ha tomado la iniciativa de impulsar la implementación del proyecto FpN a modo de plan piloto en diversos colegios del Perú. Para ello el SOPECPRAFIL ha comenzado por la aplicación del proyecto a modo de plan piloto en el Colegio Estatal "Héroes de la Breña" en el Agustino (Lima). En este colegio los profesores Carmen Zavala y José Maúrtua, con el apoyo de Stergios Korfiatis han empezado a implementar la enseñanza de filosofía en una sección de 1ero de primaria y en una sección de Iro de secundaria. Los primeros dos profesores siguieron para ello una capacitación por parte del Centro de Investigaciones en el Programa de Filosofía para Niños, con sede en Buenos Aires (Asociación reconocida por el Institute for the Advancement of Philosophy for Children (IAPC), New Jersey, EE.UU y Miembro del International Council of Philosophical Inquiry with Children (ICPIC)).
 

Filosofía para escolares en el Perú

Experiencia inscrita en un marco de autoritarismo y un ambiente de
       violencia cotidiana

Ponencia presentada por Carmen Zavala en nombre de los coordinadores de Filosofía para Niños
en el Perú en el Congreso de Quito en Mayo del 2001

"Es para mi un gran honor el poder traerles por parte de los coordinadores de FpN en el Perú unas reflexiones y compartir nuestras preocupaciones en torno a nuestra experiencia con el programa FpN.
Asi, mismo quiero aprovechar la oportunidad para presentar los antecedentes y el contexto en el que surge el proyecto de llevar la Filosofía a los colegios en el Perú. Ya desde mitades de los años 90 y en vista de las graves deficiencias en la educación estatal y particular del país, un grupo de filósofos y estudiantes de filosofía planeamos fundar un colegio que se distinguiera por su enseñanza de la filosofía, las matemáticas, las ciencias naturales y la música. Por razones principalmente económicas este proyecto nunca se llegó a realizar, pero a fines de 1997 se nos presenta la posibilidad de disponer de un local para nuestras actividades, la cual acogimos con entusiasmo, creando en 1998 el Centro Cultural Buho Rojo y el Proyecto de Filosofía Aplicada, sin ningún apoyo financiero externo (ni del Estado, ni de ninguna ONG), sino con el esfuerzo grupal y consciente de los participantes en el proyecto.  En aquel entonces nos centramos principalmente en la organización de los Cafés Filosóficos  (que son una suerte de comunidades de investigación filosófica que se reunen todos los sábados de 19.30 a 21.30, desde abril de 1998 y que es de acceso abierto al público en general y totalmente gratuito[ www.buhorojo.de/cafefilo.html ])  y en la investigación en el campo de la Consejería Filosófica. Sin embargo, la idea de introducir la filosofía a los niños desde temprana edad no quedó en el olvido. Insistimos con colegas vinculados a colegios para que aceptaran introducir un programa de filosofía para escolares en la secundaria. A estas alturas ya habíamos recopilado algún material del programa de Filosofía para Niños dentro de la concepción de Matthew Lipman.

Finalmente el año pasado un Colegio aceptó llevar a cabo el proyecto, a condición de que se realizara con evaluaciones continuas y nos atuviésemos a un programa curricular preestablecido en el que no faltasen contenidos de la historia de la filosofía. Decidimos aceptar la propuesta, porque nuestro interés consiste en llegar a los niños y jóvenes y hacer filosofía con ellos, aún si las condiciones que las autoridades educativas nos imponen se muestran adversas y tal vez, porque es en estas situaciones, donde los niños y niñas más necesitan de la filosofía.  En este colegio trabajamos con una adaptación de la historia de la filosofía en base a la sucesión histórico temática de El mundo de Sofía, la cual proporcionó los textos a partir de los cuales se empezaba el cuestionamiento sobre problemas de la realidad misma de los chicos, los cuales fueron discutidos en clase y también respondidos por escrito, lo cual nos permitió observar que, en muchos casos, la falta de participación de algunos chicos o chicas, no se debía a una timidez, sino a la falta de habilidades de expresión lingüística, esto es, que en algunos casos no lograban articular oraciones con sentido y menos párrafos enteros de oraciones coordenadas. Como relato en mi intervención en el I Congreso Latinoamericano de Filosofía para Niños en Tolima (Colombia)  a fines del 2000, decidimos poner énfasis en ayudar a proporcionarles o mejorar en ellos el uso de las herramientas lingüísticas necesarias para revertir esta situación en lo posible y pudiesen así formular comprensiblemente sus pensamientos, lo cual fue acogido con entusiasmo por los chicos, ya que las correcciones en los trabajos escritos no eran calificadas por los errores, sino que “evaluábamos”, su argumentación (aunque no estuviese bien articulada) y empeño. Cabe anotar aquí, que 10 años de dictadura han bajado el nivel de nuestra educación tanto pública como privada, a niveles para nosotros antes insospechados, de modo que en muchos casos faltan las herramientas y conocimientos más elementales para estructurar juicios con sentido, en toda una generación, que es aquella entre la que estos niños y niñas están creciendo (sus padres, hermanas mayores, etc.)

Después de participar a fines del año pasado en el Congreso de Tolima y tomar contacto en persona con Stella Accorinti, Guillermo Lopez, Diego Pineda y los demás colegas latinoamericanos que trabajan con el programa de FpN decidimos organizar un taller de verano con el material de FpN y llevar un seminario de Formación de Coordinadores de FpN en Buenos Aires con el Centro de Investigaciones en el Programa de Filosofía para Niños  con la intención de trabajar de manera más sistemática con el  programa, y con la intención de tratar de introducirlo en el programa curricular regular, aprovechando la coyuntura postdictatorial, para que en un mediano plazo Filosofía para Niños pudiera llegar a la mayor cantidad de niñas y niños posible. Para ello desarrollamos desde un inicio un Proyecto de Introducción de Filosofía en el Sistema Educativo Nacional, con el apoyo de la Dra. María Luisa Rivara de Tuesta, Vicepresidenta de la Sociedad Peruana de Filosofía y profesora emérita de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, con el fin de que el gobierno permitiera a la comunidad filosófica empezar a trabajar oficialmente en el programa y sin pedir ningún apoyo económico, mas que el eventual sueldo según ley que corresponde a los profesores involucrados .

Simultáneamente desde mediados del año 2000 incentivados por la Internacional Society for Philosophical Practice de la que somos miembros ordinarios, gestamos con un grupo de profesores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la creación de una asociación filosófica independiente que agrupara todas estas nuevas áreas de trabajo práctico y actividades extraacadémicas tales como la Consejería Filosófica, los Cafés Filosóficos y los grupos de pensamiento, así como también el trabajo de filosofía con niños. Es en este marco que se crea la Sociedad Peruana de Consejería Filosófica y Práctica Filosófica bajo la presidencia del Dr. Julio César Krüger Castro, profesor principal de la UNMSM y director del Instituto de Investigación del Pensamiento Peruano y Latinoamericano, así como bajo la vicepresidencia del Dr. Raimundo Prado Redondez, profesor principal del Departamento de Filosofía y actual decano interino de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la UNMSM (mayo 2001), la cual nos da la personería jurídica que nos permite formalizar la firma de un convenio con el Colegio Nacional “Héroes de la Breña” y la venia del Ministerio de Educación, a condición de que todos los materiales del programa fuesen aportados por nosotros de manera totalmente gratuita a los escolares y sin causarle gasto económico alguno al colegio.

Así empieza este año nuestra experiencia con FpN en el Colegio «Héroes de la Breña» en el distrito popular de El Agustino; allí hemos empezado a introducir la Filosofía para Niños en un primer grado de primaria (6 a 8 años) y en un primero de secundaria (11 a 16 años), para empezar.

El problema macro desde el cual partimos es el alto nivel de violencia y corrupción de la  sociedad peruana, que la ha convertido en una sociedad violenta en su cotidianidad, sobre todo en el ámbito de las relaciones interpersonales y familiares. Problemas tales como el racismo y la marginación son problemas cotidianos en el Perú que se deben, entre otras cosas, a una tradición de autoritarismo, que se nos ha impuesto.

Los colegios peruanos adolecen, pues,un problema fundamental ... el  autoritarismo. Hay alguien que se somete...el profesor  y  los  sometidos.... los alumnos. Un  paradigma primordial de esta figura es el llamado «auxiliar de disciplina». El  «auxiliar de disciplina» es por lo general un ex- soldado , un ex policía  o un ex miembro de alguna fuerza de seguridad quién «impone disciplina». Nos hemos permitido mostrar una fotos  de cómo este tipo de personas se imponen empleando el grito y obligando a los alumnos a la formación, que no es otra cosa que la formación militar y cuando se da la ocasión recurren al golpe.

Son chicos a los que se pretende acostumbrar al puro condicionamiento de Pavlov, a que si no obedecen habrá sanción y si obedecen habrá premio. Desgraciadamente este es el marco dentro del cual tenemos que trabajar, pues es el que la mayoría de los niños traen interiorizados desde sus hogares y en el que los alumnos están acostumbrados a comportarse. De modo que los alumnos tienen dos facetas y una misma conducta. Someter a otros o ser sometidos. Para ello, están calculando siempre, qué tan duro o blando es el profesor. De modo que si el profesor es  duro, se retraen y adoptan una conducta sumisa. Si es blando, deciden vengarse de «la autoridad» y arman barullo o impiden  que se lleve a cabo la reunión con el profesor, el coordinador o la persona encargada..

Estos moldes están profundamente enraizados en las mentes de los niños y también de los profesores y profesoras en la educación peruana.
Por ello, hemos tratado en un primer momento de guiar las sesiones de modo de plantear nosotros  las preguntas, para incentivarlos al cuestionamiento y permitir así que la discusión misma despierte en los chico y chicas sus propios cuestionamientos.

Así, siguiendo la práctica de Paulo Freire tratamos de inducir preguntas que por un análisis previo del grupo, deberían ser de su interés. Esto no quiere decir, que unos (en este caso, nosotros) puedan decidir por otros (en este caso, los chicos y chicas), pero la experiencia práctica nos ha mostrado que esta inducción al cuestionamiento, sirve para que el pensamiento una vez despertado pueda desenvolverse con libertad.

¿Acaso el esclavo de Menón se hubiese planteado alguna vez, por su propia cuenta, los problemas matemáticos a los que Sócrates
 lo induce a reflexionar? Recordemos que el esclavo cree saber las repuestas de lo que Sócrates le pregunta y no se cuestiona nada porque no sabe que no sabe. Repregunta: ¿El esclavo hubiera podido plantearse entonces alguna pregunta en su condición de esclavo? Seguimos preguntando. ¿Podemos afirmar que el esclavo estaría mejor si no supiese nada, que adquiriendo los conocimientos a los que fue inducido arbitrariamente? Y esto nos lleva a un planteamiento más profundo y ya de carácter político. ¿El esclavo a su vez no fue mantenido acaso en la ignorancia arbitrariamente? ¿Respetar la ignorancia del esclavo en nombre de una supuesta libertad no es acaso respetar el orden de cosas, esto es, respetar el derecho de los encadenados a permanecer en la caverna? Recordemos que los hombres encadenados en la caverna no sólo no podían cuestionarse la «veracidad» de las sombras que asumían como «verdaderas», sino que estaban dispuestos a matar a quién quisiese convencerlos de salir de la caverna y presentarles posibilidades distintas de ver el mundo. Y si decimos que el encadenado tiene «derecho» a permanecer encadenado si no «desea» «liberarse» de sus cadenas, entonces cabe preguntarse:¿Esta afirmación es una mera falacia o es una toma de posición política ¿Esto significa acaso que el programa de Filosofía para Niños sólo se puede desarrollar en un mundo de hombres y mujeres libres y no en una sociedad de hombres y mujeres encadenados/as mentalmente al mundo de la apariencia de los talk shows y demás programas que nos pretenden adoctrinar en la irracionalidad financiados por intereses transnacionales totalmente opuestos a la libertad de pensar?

Quiero terminar remarcando que este ambiente autoritario marcado por el condicionamiento, racista y violento  es una actitud generalizada en el comportamiento social de adultos y por ende de los niños, sobre todo de los secotres de clase media y alta. Mas bien se podría hablar de una mayor conciencia social en los sectores populares, que amortigua este tipo de actitudes. Así por ejemplo, en las sesiones que llevamos a cabo durante el verano de este año 2001, con niños limeños de clase media, los niños tenían una mayor tendencia al pensamiento absolutamente no cuidadoso.

Como anécdota de ello, contaré de una sesión donde los chicos eligieron para discutir el tema de si es importante como nos ven los demás? Los chicos rápidamente se pusieron de acuerdo en que lo que más importa es estar limpio y oler bien. Alguno además agregó que si no está limpio y arreglado temprano su papá le pegaba. Indagamos por qué era tan importante para ellos estar limpios, ya que somos conscientes de la relación limpio-blanco-de raza blanca-bueno y sucio-negro-mestizo/indio/negro-malo interiorizada por los siglos de opresión colonial y religiosa en la conciencia de gran parte de nuestra población. Un niño de 9 años relató entonces (como respuesta) que su mamá viajaba cada tanto por su trabajo a la selva y que allí se había encontrado “con unos caníbales, que son unos cochinos y andan calatos por allí” (la versión fue confirmada luego por su mamá que era antropóloga) y hace gestos y sonidos indicando asco. Los demás chicos se ríen. Se les sugiere que tal vez para esas personas no sea tan importante estar limpios. La reacción es nuevamente de asco “pero huelen mal”. Después de indagar un rato más en el tema se me ocurre preguntarles si era importante o no que el caníbal se comiera a otras personas, para lo cual todos expresaron la mayor comprensión intercultural del mundo y les parecía que si esa era su costumbre estaba bien, pero, agregaban, (y también hubo acuerdo en esto, aunque no era costumbre de este grupo que estuvieran de acuerdo en nada) eran asquerosos porque eran salvajes y sucios....

Es por ello que con todos estos problemas de pensamiento alienante, racismo, y violencia generalizada es un reto para nosotros los coordinadores  peruanos llevar a cabo el programa de filosofía para niños en el país....Pero justamente, por ello hemos asumido esta labor con entusiasmo porque entendemos que solo el pensamiento que propicie la indagación, el diálogo y el pensamiento cuidadoso desde la infancia llevará a formar personas adultas sensibles, racionales y creativas para lograr un mundo mejor.


LA PRÁCTICA CONCRETA
SECUNDARIA

En un I ro de Secundaria, siguiendo con el relato de Juana introducimos el siguiente capítulo para incentivar la discusión:

A Juana le gustaba salir los sábados por las mañanas a comprar el periódico. A esa hora las calles estaban medio desiertas. Eso le daba cierta magia a la mañana. Y luego, en el quiosco de periódicos estaban todo los titulares. Era divertido leer lo que se les ocurría poner en sus primeras planas. Además, a veces incluso realmente había una noticia importante.

Hoy era un día muy especial. Juana había pedido preparar ella misma el desayuno. Su mamá le había dejado un dinero con el que compraría pan, chicharrón de prensa, que era su favorito, tamales y pastelitos. De pronto vio acercarse al señor Vasquez que iba jalando a su cachorro de la correa. En eso pasó por el frente otro perro y  al cachorrito le agarró el pánico. Mientras trataba desesperadamente de correr a su casa gemía y aullaba sin cesar.

“¡Rambo!" le gritó el señor Vasquez y empezó a tirarle de patadas, lo que hizo aullar más todavía al can "¡Perro cobarde!”.
Juana no pudo más e intervino “¡Deje de hacer eso! ordenó furiosa.
Sorprendido el señor Vasquez miró a Juana y le preguntó
“¿Y tú qué tienes que ver con esto?
Fuera de sí de la cólera, Juana exclamó:
“Yo también soy un perro”
El señor Vasquez se dio vuelta, murmuró algo incomprensible y se empezó a ir. Esta vez Rambo no puso resistencia. Pronto ambos se perdieron de vista.

Se formaron grupos de 4 alumnos, los cuales tuvieron como tarea discutir entre ellos qué pregunta quisieran discutir en el pleno y escribirla en la pizarra. A partir de esas preguntas se generó una discusión en la que se plantearon las siguientes preguntas: ¿Por qué dijo Juana "soy un perro"? ¿Estaba bien que el Sr. Perez maltratara al perro? ¿Piensan los animales? ¿Qué diferencia a los perros de los humanos? ¿Cómo sabemos que los animales piensan? ¿Y si el perro pudiera hablar sería diferente que el humano? ¿Qué significa pensar? ¿Hablar y pensar son lo mismo? ¿Cómo sabemos que los animales piensan?
Tras la discusión (en otra sesión) se les dio como tarea poner por escrito lo que pensaban. Para ello podían escoger cualquiera de las preguntas formuladas en el pleno y responderlas en por lo menos 60 palabras. Esto tenía como objetivo, por una parte que que los chicos que no se animan a participar tanto en la discusión oral, pùedan hacerlo por escrito y por otra parte, nos permite evaluar su capacidad de expresión verbal meditada (Cabe destacar que la clase tiene unos 35 alumnos), así como hacer un seguimiento de la progresión en el pensamiento filosófico de los alumnos.

En la siguiente clase preferimos avanzar con la historia para retomar más tarde el tema desde nuevas perspectivas. Asimismo decidimos que tal vez los chicos estaban listos para un mayor estímulo intelectual que el planteado en la primera historia por lo que continuamos la historia de la siguiente manera:

En el colegio Pedro Suárez comentó:
Pedro:  Esta semana mi papá me llevó a los toros a la Plaza de Acho. Impresionante. Realmente hay que ser valiente, oye, para pararse allí frente a un toro de esos.
Julio:     No veo qué tiene de valiente hacer sufrir a un animal en público.
Juana:   ¿Es verdad que les inyectan una droga, para que no puedan ver, ni reaccionar bien?
Julio:    Si, yo también he escuchado eso. De lo contrario el toro le sacaría el ancho al torero. Yo siempre me alegro cuando el toro logra cornear al torero
Pedro:  ¿Cómo puedes decir eso? Es un ser humano.
Julio:     Es una costumbre salvaje.
Pedro:   Es un arte, una tradición nacional. No puedes negar nuestras tradiciones.
Juana:  ¿Pero si es una tradición sanguinaria...?
Julio:     Además no es una costumbre nuestra, sino que la trajeron los españoles.
Pedro:  La trajeron los españoles, pero ahora forma parte de nuestra tradición.
Juana:  Existe una tradición local que se llama algo así como el Yawar fiesta. Allí atan un cóndor a la espalda de un toro, y el cóndor en la desesperación que le causa estar atado comienza a picotear y matar al toro y el toro en su desesperación salta cada vez más fuerte, asustando y alterando cada vez mas al cóndor que lo picotea así con mas desesperación aún. Lo vi en una película en la televisión. Eso quiere decir que no tiene nada que ver, que una costumbre sea local o extranjera, con que sea buena o mala.
Julio:    Esa costumbre es una respuesta de nuestros antepasados representados por el cóndor contra la dominación española representada por el toro.
Juana:  ¿Pero qué tienen que ver los animales con todo esto? ¿Acaso ellos son conscientes de todo eso? El cóndor acaso sabe que el toro salta, porque le causan dolor los picotazos. Y el toro sabe acaso, que el cóndor lo está agrediendo porque quiere liberarse y está angustiado por sus saltos.
Pedro:  Yo no entiendo a los que se oponen a las corridas de toros. Los animales no piensan. Yo creo que los que están en contra de las corridas solo están envidiosos porque no tiene plata para ir. Les apuesto a que si les regalasen unas entradas, ustedes también irían.
Julio:    De ninguna manera.
Juana: Si tú dices que los animales no piensan y que por eso no nos debemos preocupar por ellos, qué piensas con respecto al torero, que sí piensa y participa en la corrida conjuntamente con el toro, que según tú, no piensa.
Pedro:  ¿Como vas a comparar al torero que es un hombre con un toro que es una animal? Los animales solo están para servir de alimento o de herramienta de trabajo al hombre.
Juana:   Pero eres tú quien los ha puesto en un mismo nivel al considerar que es justo que se enfrenten de igual a igual en una corrida de toros.
Julio:    Yo no sé. Todas esas costumbres donde se abusa o tortura a los animales me parecen asquerosas. Bueno, me tengo que ir a  almorzar.
Pedro:  A ver si le dices a tu mamá que no te vas a comer tu carne porque te da pena la vaca.
Julio ya no le hace caso y se retira.
Juana: Si fuera vaca o toro, trataría de hacer algo para impedir que nos traten de esa manera.
Pedro: Si fueses vaca o toro no pensarías nada y yo te estaría comiendo para el almuerzo.
-----

Lo teatralizaron un grupo de chicos y chicas en el centro y causó tanto entusiasmo que otro grupo de chicas quisieron volverlo a teatralizar "mejor" y sin esperar respuesta nuestra se plantaron en el medio y lo escenificaron de nuevo. Los chicos se dividieron en grupos, los cuales tenían como objetivo plantear temas para la discusión. Estos temas fueron escritos por los respectivos grupos en la pizarra. Se empezó con la pregunta propuesta por ellos de si harían algo para evitar su situación si fueran vacas o toros, a lo que una chica dijo que esperaría a que estén desprevenidos para escaparse, pero esta línea de pensamiento fue rápidamente interrumpida por la cuestión de las costumbres: Una chica dijo que la cosa estaba mal planteada porque se trataba de una tradición y que en su pueblo por ejemplo cuando era fiesta colocaban una vaca en el centro de la plaza y con un fierro en la cabeza todos empezaban a pegarle a la vaca hasta que moría y esto alegraba a la gente "porque es fiesta". Esto llevó a la discusión acalorada sobre la validez de las tradiciones y sobre el término "disfrutar", ambos problemas clásicos de la filosofía.
 


PRIMARIA

Por otra parte trabajamos también con niños de 1ro de Primaria, lo cual para nosotros como filósofos es algo más difícil que trabajar con chicos mayores, sobre todo porque estos niños recién están aprendiendo a  leer y a escribir lo que hace imposible la lectura de un texto en clase por parte de ellos, ni es posible un seguimiento de su progresión por escrito, sobre todo de aquellos que, aparentemente por timidez, no participan oralmente en clase.

La primera clase la empezamos de la siguiente manera:
Al principio dispusimos las sillas de modo que  los niños se sentaran en círculo. Luego utilizamos un rombo de múltiples caras al que llamamos la pelota de los nombres. Todos los niños y niñas pegaron un papel con su nombre en el rombo, que luego sirvió de dado. Los niños lanzaban  el  dado y el chico o chica del nombre que aparecía arriba decía qué le gustaba hacer los fines de semana y lanzaba nuevamente el dado. Sólo el que teenía la pelota podía hablar. Los demás debía estar callados y escuchar. Y si un nombre salía repetido los demás tenían que acordarse de qué es lo que le gustaba a hacer a ese niño o niña. Esta actividad tenía como objetivo que los chicos y las chicas se conozcan, entren en mas confianza en el grupo  y escuchen a sus compañeros.
Se les preguntó que qué pasaría si se cambiasen de nombre, a lo que todos los que opinaron (siguiendo con el sistema del dado) dijeron que no pasaba nada porque seguían siendo los mismos.

Luego pintamos en tres papeles una silla una mesa y una pelota y les preguntamos que qué pasaría si a la silla la llamamos pelota a la mesa silla y a la pelota mesa. Algunos opinaron que no pasaba nada, que era igual.

Una niña opinó que eso no podía ser, porque si llamo silla a la pelota luego la pelota se rompe cuando me siento en ella. Le preguntamos si eso quería decir que si a la pelota la llamo silla, eso hace que la pelota se convierta en silla? Respondió que sí.

En general los niños y las niñas estuvieron muy entusiasmados/as con lo de la pelota de los nombres, todos querían participar tirando la pelota y por lo tanto hablando (sólo podían hablar si les tocaba el turno, en la primera actividad) Estos niños tienen entre 6 y 8 años. Son sus primeros días de clase y todavía no se conocen bien entre ellos. Un niño y una niña comenzaron la clase llorando y no querían participar. El niño quería ir a su casa con su mamá y la niña quería entrar a la misma sección que su hermana y no quería estar en la sección que le tocaba. Aunque empezaron la clase sollozando pronto se olvidaron de esas preocupaciones. Al final estaban contentos.

Para la edad de 7 a 9 la temática global que debería tratarse según la progresión propuesta por los colegas de Filosofía para Niños de Colombia, a la cual nos acogimos preliminarmente debido a su larga experiencia en el trabajo de Filosofía con Escolares, es la temática de la filosofía de la naturaleza y la relación entre el individuo y el grupo.
Creamos una historia propia para nuestros niños e introdujimos un títere "cuy" que contara las historias para captar la atención de los chicos, lo cual tuvo gran éxito. La historia empieza así:

Ima, la cuy, tenía una amiga, la cuy Micaela. Micaela era diferente. Era una cuy clonada. No tenía papa, ni mamá. Fue creada en un laboratorio por unos científicos. A diferencia de los otros cuyes de la zona, Micaela vivía en un laboratorio y tenía de maestra una computadora, la cual le había enseñado a leer y escribir rápidamente.
Un día Carlos, Ima y Micaela, luego de jugar al "Quién se queda sólo", Carlos le dijo a Micaela:
C: Tú no eres una verdadera cuy. Los cuyes no podemos escribir. Nuestras manos no están preparadas para ello.
I: ¿Y quién dice que no hay que poder escribir para ser un verdadero cuy?
M: Si nuestras manos son iguales, tal vez para aprender a escribir necesitamos de nuestro cerebro mas que de nuestra manos?
C: ¿Te crees mas inteligente que nosotros? Nosotros no necesitamos leer ni escribir para vivir como cuyes.
M: No sé si soy mas inteligente. Pero me gusta leer y escribir. En todo caso ¿qué tiene de malo leer y escribir?
I: Nada no le hagas caso Micaela. Vámonos
C: ¡Espera! Quería pedirle a Micaela que me dejara visitar un día su computadora.
I: ¡No le prestes, Micaela!
M: Si quieren pueden venir mañana en la tarde por mi casa.
C: ¡Ya, sale!
I: Yo también quiero ir.
M: Claro. Vengan a eso de las 4. Tengo unos pastelitos de alfalfa que seguro les va a encantar!

Acá los chicos plantearon que si la cuy Micaela podía leer y escribir, entonces también lo podrían hacer los demás cuyes. Y cuando les pregunté para qué le serviría a Micaela saber leer y escribir si los demás cuyes no sabían, una chica opinó que le serviría para abrir una escuela y enseñarle a los demás cuyes. Y a todos les parecía que también los cuyes debían aprender a leer y escribir, para defenderse. Cuándo pregunté: ¿defenderse de qué? La discusión se desvió en dos temas centrales. Por una parte unos pensaban que el cuy tenía que crecer rápido para que no le pudieran hacer daño o pisarlo de casualidad y allí también retomaron el tema del pastel de alfalfa y de qué comen los cuyes. Y la otra gran preocupación, para mi asombro, era dónde debía dormir el cuy. Varios sugerían que debía dormir en una jaula para que no se lo comiera un perro, un gato o un tigre. De ninguna manera en una casa de ladrillos como alguien sugirió porque le podían caer en la cabeza y aplastarlo, sino en todo caso en una casa de paja, como es la costumbre de los cuyes. En resumen, lo que más les interesaba, aunque no estaba en el texto, era la integridad física del cuy. En un momento logré preguntarle a un chico que quería que el cuy creciera para que los demás "no creyeran que podían abusar de él o golpearlo", si eso significaba que a ellos porque eran chicos los demás creían que podían hacerle daño. A eso contestó que no. Otra chica intervino que sí, que un delincuente podía pegarles. Y de allí retomaron el tema de que el cuy debía crecer o si debía vivir en una jaula, o en otro lugar.
En el caso de los chicos más pequeños la discusión no se centra tanto en los temas estrictamente filosóficos, sino que los va tocando tangencialmente o los toca por breves momentos (una breve sucesión de comentarios) y luego la discusión toma nuevamente otro rumbo. Pero el mero hecho de la discusión y que aprendan a interesarse por lo que dice su compañero y no sólo escuchen lo que dicen los profesores u otras personas "por encima" de ellos ya es un avance en su actitud hacia el pensamiento racional y razonable y los momentos breves de reflexión filosófica son la semilla de una futura actitud filosófica, que como dijimos es la llave a su autonomía de pensamiento para enfrentarse con éxito a los retos del mundo globalizado, es decir, pudiendo proponer de manera racional y razonable los cambios y los caminos del cambio que esta sociedad requiera para convertir nuestro mundo en uno que nos beneficie a todos y a cada uno de nosotros.

¿En qué consiste el proyecto de implementación del Curso de Filosofía en la educación primaria y secundaria en el Perú?

Ante el creciente predominio del desarraigo, la decadencia y la corrupción impunes en nuestra vida social y política a nivel nacional y global, así como, la falta de valores sólidos entre nuestra juventud, como integrantes de la comunidad filosófica peruana consideramos necesario plantear propuestas que permitan un verdadero cambio en la actitud frente a la vida, la valoración de la vida y la comprensión del mundo en general, por parte de las futuras generaciones, lo cual se podrá lograr a través de una educación filosófica que permita romper con el círculo vicioso de la corrupción y su aceptación como paradigma por gran parte de la sociedad cómplice. Como filósofos somos conscientes de que no basta con enseñar a los niños cuáles son los valores que debieran seguir, porque el hombre no aprende tanto por teoría como por la práctica. Además, la propaganda de los medios, que compite en forma desleal y desproporcionada con la enseñanza de los maestros, como lo demuestra la experiencia, desmentirá lo aprendido teóricamente en clase, y  les enseñará que uno vale por lo que consume, por la atracción sexual que produce en los demás, dentro del marco de determinados patrones estéticos que se oponen a nuestra propia cultura y etnia  y/o por lograr imponer su voluntad sobre otros por las buenas o las malas.

El Proyecto de Filosofía con Niños se propone hacer frente a este problema, ejercitando a nuestros niños a pensar racionalmente y razonablemente, de manera auténtica, libre y democrática, siguiendo de esta manera los pasos de nuestro maestro Francisco Miró Quesada, en el sentido de que "la filosofía cuando se practica auténticamente, es decir, cuando se utiliza la razón para intentar resolver problemas y para elaborar y refutar teorías, conduce necesariamente hacia una praxis de liberación. Porque la razón por esencia, es lo que se opone a la fuerza. El que decide dedicarse a la filosofía, adquiere un compromiso consigo mismo: proceder de acuerdo a la razón. Y la razón es lo opuesto de la arbitrariedad, en consecuencia, ...tiene que oponerse... a todo tipo de opresión."  y facilitándoles de esta manera un espacio para que puedan forjar una cultura propia, centrada en el hombre y proporcionarles así las herramientas cognitivas para enfrentar de manera imaginativa toda circunstancia y conocimientos nuevos a los que se tengan que enfrentar en sus vidas presentes y futuras, analizando estas nuevas realidades sociales y haciendo frente a ellas mediante el uso de su razón crítica y constructiva.

El proyecto busca ofrecer a los niños una visión humanística del mundo, potenciando desde temprana edad la capacidad racional humana, adormecida en gran parte de nuestra población. Esta capacidad, madre de todas las demás capacidades preparará a nuestros niños para hacer frente a todos los retos inciertos que pueda presentar el nuevo milenio, debido a que los mantiene despiertos al análisis de toda circunstancia y conocimientos nuevos y a enfrentar mediante el uso de su razón cualquier situación social venidera.

El proyecto de Filosofía con Niños en el Perú se plantea como una opción paralela a la de Matthew Lipman, por motivos sobre todo prácticos como veremos más adelante. Estas diferencias tienen que ver directamente con las características propias de la sociedad y culturas dominantes en el Perú. Por ello, hemos preparado materiales de trabajo de Filosofía con Niños adaptados a nuestra realidad, y estamos en proceso de elaboración de una serie completa de materiales ad hoc dirigida a niños desde los 6 hasta los 16 años para los 11 años de educación primaria y secundaria. Esto tiene como finalidad que el Proyecto de Filosofía con Niños en el futuro no limite su aplicación a unos cuantos colegios experimentales o de elite, sino que pueda ser aplicado al sistema educativo peruano vigente con todas las taras inmanentes a éste, y justamente enfrentando los problemas que estas taras causan.

La experiencia de un curso de Filosofía con Niños llevada a cabo en el colegio Lima San Marcos (Jr. Calloma, Lima 1, R.D. 2249 USE 03), expuesta por la Lic. Carmen Zavala en el I Congreso Latinoamericano de Filosofía para Niños organizado por la Universidad de Tolima en Colombia mostró que en un primer momento los alumnos sentían un rechazo por la Filosofía pues la gran mayoría de ellos tenían la idea de que se trataba de un quehacer poco serio, fantasioso y desligado de la realidad.

Y sobre todo de su propia realidad y sus preocupaciones. ¿En qué consisten estas preocupaciones? La experiencia en este colegio de carácter preuniversitario determinó que sus preocupaciones son fundamentalmente de dos tipos:

1) Salir de su situación desventajosa, lo que están convencidos que será posible hacer si logran acceder a estudios universitarios
2) Enfrentar la situación de discriminación social y/o racial a la que se ven sometidos ellos y sus seres queridos a diario.

Por ello, cualquier estudio en el que no logran captar cuál podría ser su aplicación concreta, para lograr estos objetivos mediatos les parece a ellos, de manera espontánea, absolutamente inútil, independientemente de que esto sea así o no.

Problemas priorizados

El reto consistía por consiguiente en preparar un programa de trabajo que tocara lo que ellos consideran sus verdaderos problemas y preguntas, y que a su vez integrara conocimientos fácticos medibles, de modo que ni los niños, ni sus padres, ni las autoridades del Centro Educativo considerasen que el curso de Filosofía es una mera pérdida de tiempo. A su vez el programa de trabajo tiene que cumplir con las metas propias de la filosofía, tales como, el despertar en ellos la capacidad de asombro ante lo cotidiano, el espíritu crítico, el amor por la investigación y el debate racional y el uso apropiado de la lógica en la argumentación, así como la capacidad de relacionar entre sí los conocimientos adquiridos de manera razonable e ingeniosa, abriéndoles de esta manera una perspectiva humanística del mundo.

Pasaremos a resumir de manera panorámica los problemas concretos a los que se tiene que enfrentar un profesor de Filosofía con Niños en el Perú:

Son de dos tipos: Problemas del sistema educativo y problemas de la infancia en el Perú.
 


Planteamiento de los objetivos

El objetivo del proyecto es implementar el programa desarrollado por nosotros en determinado número de colegios a modo de plan piloto y evaluar a partir de esta experiencia los resultados de su desarrollo en el Perú y su eventual aplicabilidad posterior a nivel nacional.

"Si queremos adultos que piensen por sí mismos, debemos educar a los alumnos para que piensen por sí mismos", fue el punto de partida de Matthew Lipman  para iniciar el proyecto de introducir la enseñanza sistemática de la Filosofía desde los primeros años de la educación primaria. Se trata de aprender a pensar pensando, esto es, siendo inducido sistemáticamente a pensar, no repitiendo conocimientos sino aprendiendo a adquirirlos y adquiriéndolos a través del ejercicio racional. Se avanza en el desarrollo de un pensamiento racional y sistemático, en el ejercicio de dicho pensamiento racional y sistemático. Por ello el docente se convierte en un mayeuta que ayuda a los niños y adolescentes a descubrir sus posibilidades de aprehender y aprender. En tal sentido, el docente facilita que el educando sea el agente o protagonista de su propia construcción del mundo. Para ello se hace necesario que el docente despierte en él la búsqueda de las nociones o ideas que el entorno cultural le brinda y con el cual (de manera consciente o inconsciente) responde a él. Concretamente se trabajan cuatro aspectos claves del pensar filosófico:
 


Para ello se ha venido desarrollando por parte del proyecto de introducción de la Filosofía en las escuelas desde hace ya unos 30 años una serie de programas sistemáticos y de curricula progresivos especialmente diseñado para niños y adolescentes desde los 6 hasta los 17 años.  Hemos empezado a adaptar este programa a las necesidades específicas de los alumnos en el Perú, con el propósito de estimular y desarrollar el pensamiento complejo de los alumnos en el seno de la clase de Filosofía con Niños. De este modo la clase se convierte en una comunidad de indagación, en la que sus miembros trabajan para ser capaces de entender el punto de vista de los demás y se esfuerzan solidariamente por descubrir el sentido del mundo y de la sociedad en la que viven. Sin embargo, el proyecto, también incluye un énfasis especial a la parte de comprensión de textos, reconocimiento del uso de falacias, y a la expresión escrita coherente y rigurosa, con miras a entrenar a los alumnos a aprender a expresarse bien oralmente y a disfrutar también de la discusión en clase. El reconocimiento de la necesidad de hacer énfasis en este aspecto ha surgido a partir de la experiencia del proceso mismo del desarrollo de las clases. En un primer momento presupusimos, por ejemplo, que la falta de participación de los alumnos se debía a un cierto grado de timidez o de falta de costumbre de hablar en público. Sin embargo, cuando se les empezó a dar tareas por escrito, resultó que la gran mayoría tenía graves problemas de redacción, de modo que en muchos casos sus frases no constituían unidades lógicas de sentido y nos dimos cuenta de que su falta de participación, en muchos casos, no se debía tanto a una timidez de hablar en público, como a la conciencia de sus limitaciones de hacerse entender verbalmente y transmitir sus pensamientos de manera inteligible. A veces los razonamientos se quedaban a la mitad o sino las conjunciones eran usadas de modo ilógico. Por ello, se introdujo el tema del reconocimiento de falacias y de la argumentación coherente por escrito, para que en los casos en los que fuera necesario, las discusiones pasaran de la mera expresión de opiniones aisladas al análisis basado en argumentos y a la reflexión filosófica profunda.

Para mayor información sobre el proyecto consulte tome contacto con nosotros a través del correo electrónico fpn@redfilosofica.de

¿Cómo aplicar la enseñanza de Filosofía en la primaria y secundaria de mi colegio?

Para obtener más información sobre el programa Ud. puede solicitar una entrevista con alguno de los responsables del programa escribiendonos a fpn@redfilosofica.de o contactándonos telefónicamente a través de la Sociedad Peruana de Consejería Filosófica y Práctica Filosófica (SOPECPRAFIL) a los teléfonos:
 9 732 18 29,  9 935 9817 ó 463 08 07.

Antecedentes de la enseñanza sistemática de Filosofía en los colegios

La Filosofía para Niños fue desarrollada sistemáticamente a partir de 1969 por Matthew Lipman (EE.UU.), quien además creó en 1970 junto con Ann Sharp el Instituto para el Desarrollo de Filosofía para Niños (IAPC). Actualmente la filosofía para niños se aplica en más de cincuenta países de todos los continentes y en América Latina con especial énfasis en Argentina, Colombia, Méjico y Brasil, donde se vienen desarrollando seminarios y diplomados a nivel de posgrado en 0ste ámbito. Paralelamente surgieron otras corrientes de enseñanza de Filosofía para Niños en Europa, tal como el programa diseñado por Per Jespersen.

Al principio el proyecto de FpN fue recepcionado con bastante escepticismo. La crítica principal es que los niños de todos modos no entenderían y que sólo se los confundiría y convertiría en escépticos. Esto es un análisis superficial de la situación les contesta Lipman, primero: los niños sí pueden razonar y ser razonables, son los medios de comunicación masiva los que promocionan la imagen de los niños como "unidimensionales" e interesados sólo en el juego y el consumo. Sugiere Lipman, que es el trabajo de los filósofos proponerles alternativas de modelo a seguir a nuestros niños. Si se promociona la imagen del niño inteligente y que gusta de ejercer su razón será ésta la imagen que el niño de esa comunidad querrá emular. Además en un mundo donde el abuso de menores, la violencia juvenil y familiar, así como la ausencia de justicia están a la orden del día, la filosofía se convierte en una herramienta necesaria para que nuestros niños puedan juzgar adecuadamente los hechos a los que tienen que enfrentarse diariamente.

En concreto los programas de Filosofía para Niños consisten en clases de discusión sobre textos adaptados a la edad y realidad de los niños, los cuales contienen las  preguntas filosóficas clásicas. La clase de Filosofía se convierte así en un taller de investigación filosófica intersubjetiva o como prefieren llamarlo Lipman y Sharp, se convierte en una "comunidad de indagación". Los resultados arrojados en el caso de Lipman son positivos en el sentido de que se mostró que los chicos que llevan el curso de Filosofía para Niños tiene en promedio un mayor rendimiento en la mayoría de las otras materias, que aquellos niños que han llevado las mismas materias con los mismos profesores, pero in incluir el curso de Filosofía para Niños. El proyecto de Filosofía para Niños se ha extendido desde entonces a más de cincuenta países de todos los continentes.

En el Perú el Proyecto de hacer Filosofía con Niños ha sido recibido con entusiasmo y en un primer momento el Proyecto de Filosofía Aplicada Buho Rojo organizó un taller experimental en el verano 2000 en el que asistieron niños de 9 a 11 años. Se leyeron y discutieron allí los primeros capítulos del libro Un mundo para Sofía los cuales abarcaron desde los presocráticos hasta Platón. Esto les permitió iniciar un trabajo de adaptación a la realidad de la niñez peruana del material de Filosofía para Niños, el cuál según nuestra perspectiva debía estar históricamente ordenado para que no se pierda de vista la importancia del desarrollo del proceso histórico para el pensamiento humano; todo ello integrado pedagógicamente para fomentar la discusión de las preguntas filosóficas correspondientes y relacionarlas con problemas de la cotidianidad de los niños.

Este proyecto fue acogido por el Colegio Lima-San Marcos (Lima-Perú) que es un colegio de enseñanza más bien tradicional (autoritaria y escolástica), aunque pone bastante énfasis en la enseñanza de la matemática y las ciencias naturales. El programa se está aplicando en la actualidad a dos grupos de adolecentes de 11 a 12 años (1 y 2do de secundaria) y de 13 a 14 años (3ero y 4to de secundaria) respectivamente. Se distinguió considerablemente del Proyecto FpN en tres sentidos que fueron el resultado de tratar de realizar este trabajo en un colegio no experimental ni abierto sino más bien tradicional, enfrentando así la hostilidad que se ha impuesto en nuestro medio contra el pensamiento racional :
 
1) Se inició con niños mayores. 
2) Se relacionó los momentos del pensamiento filosófico con los de su contexto histórico.
3) Se dió énfasis a la parte de comprensión de textos, y expresión escrita, con miras a entrenar a los chicos a aprender a expresarse bien oralmente y a disfrutar también del debate oral público (en clase)

Los problemas a los que se tuvieron que enfrentar han sido más específicamente los siguientes:
 
a) Los problemas del sistema educativo:
a1 ) Ineficiencia por falta de metas o por tener como única meta el preparar al a los alumnos para un posible examen "objetivo" (marcando "X") de ingreso a la universidad. Con este motivo las autoridades educativas, así como los propios alumnos exigen que se adquiera un conocimiento "objetivo" y no se discuta "solamente".
a2 ) Autoritarismo. Las autoridades educativas quieren que reine el silencio y la calma en los salones de clase, lo que limita la cantidad de tiempo que se puede dedicar al debate ya que los chicos no están además acostumbrados a debatir ordenadamente.
b) Los problemas de nuestra infancia
b1) Problemas de concentración en la lectura y problemas graves de redacción y expresión oral.
b2 ) Temor a la autoridad. Falta de autodisciplina

Los resultados del proyecto de Filosofía con Niños, así como la primera adaptación del material filosófico a nuestra realidad peruana fueron presentados en el I Congreso Latinoamericano de Filosofía para Niños que se realizó en la Universidad de Tolima en Colombia a principios de noviembre del año 2000.

Durante el verano 2001 el Proyecto de Filosofía Aplicada Buho Rojo organizó un taller de Filosofía para Niños para niños de 8 - 11 años donde se trabajó con el material del programa FpN Historias para pensar 1 y un taller de Filosofía para Adolescentes entre 13 y 17 años.

Talleres de Filosofía con Niños - Verano 2000

Talleres de Filosofía para Niños - Verano 2001
 

Filosofía con Niños se ha venido aplicando a modo de plan piloto en el Colegio de
Ciencias Pre-Universitario Lima-San Marcos (R.D. 2249 USE 03) desde el año 2000.
A modo piloto también se ha venido implementando el programa de Filosofía
para Niños durante los veranos 2000 y  2001 en la Asociación Cultural y Educativa Buho Rojo.

A partir del 2001 con el apoyo de la Dra. María Luisa Rivara de Tuesta y la Sociedad Peruana de Consejería Filosófica y Práctica Filosófica (SOPECPRAFIL) se ha tomado la iniciativa de impulsar la implementación del programa FpN a modo de plan piloto en diversos colegios del Perú. Para ello el SOPECPRAFIL ha capacitado a un grupo de sus integrantes a través del Centro de Investigaciones en el Programa de Filosofía para Niños, con sede en Buenos Aires (Asociación reconocida por el Institute for the Advancement of Philosophy for Children (IAPC), New Jersey, EE.UU y Miembro del International Council of Philosophical Inquiry with Children (ICPIC)), lo cual los habilita para la coordinación de sesiones del programa de FpN, con monitoreo de dicho Centro de Investigaciones.


Bibliografía básica en castellano
(Si quiere consultar algún texto en especial contáctenos : fpn@redfilosofica.de)
 
ACCORINTI, Stella
  • Introducción a Filosofía para Niños, Buenos Aires: Manantial, 1999
  • Lis. Un relato de Filosofía para Niños (Texto de Filosofía para Niños de 5-6 años), Buenos Aires: Manantial, 2000
  • Maravillándome con mi experiencia. Libro de apoyo para el docente para acompañar a "Lis". Buenos Aires: Manantial, 2000
  • Trabajando en el aula. La práctica de Filosofía para Niños, Buenos Aires: Manantial, 2000
CAM, Philip
  • Historias para pensar 1. Indagación en formación ética y social, Buenos Aires: Manantial, (1997) 1999
  • Historias para pensar 1. Indagación en formación ética y social. Libro de apoyo para el docente, Buenos Aires: Manantial, (1997) 1999
LIPMAN, Matthew 
  • El descubrimiento de Harry. Novela de Lógica formal. Traducción y adaptación cultural para Colombia de Diego Pineda, Bogotá, (1969) 2000, ISBN 958-96910-1-3
  • Escribir: cómo y por qué. Libro de apoyo para el docente para acompañar a "Suki". Buenos Aires: Manantial, (1980) 2000
  • Investigación ética. Manual del profesor para acompañar a "Lisa". Madrid: Ediciones de la Torre, (1988) 1996
  • Lisa (Texto de Filosofía para Niños de 12 a 18 años), Buenos Aires: Manantial, (1976) 1999
  • Pensamiento complejo y educación. Madrid: Ediciones de la Torre, (1991) 1997
  • Suki, (Texto de Filosofía para Niños de 11-15 años), Buenos Aires: Manantial, (1978) 2000
KOHAN Walter y Vera WAKSMAN
  • Filosofía con Niños. Aportes para el trabajo en clase, Buenos Aires: Novedades Educativas, 2000
KOHAN Walter y Vera WAKSMAN (compiladores)
  • ¿Qué es Filosofía para Niños?, Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires, 1997 
  • Filosofía para Niños. Discusiones y propuestas., Buenos Aires: Novedades Educativas, 2000
Madrid, María Elena
  • Juchitán de los Niños. Habilidades cognitivas en el aula
Obiols, Guillermo y Silvia
  • Adolescencia. Postmodernidad y escuela secundaria, Bogotá: Kapelusz, 1997
REED, Ronald
  • Rebeca. Un relato de Filosofía para Niños. (Texto de Filosofía para Niños de 5-6 años), Buenos Aires: Manantial, (1985) 1999
SPLITTER, Laurance y Ann SHARP
  • La otra educación. Filosofía para Niños y la comunidad de indagación. Buenos Aires: Manantial, (1995) 1996


Curriculum que el C.I.Fi.N. implementa en Argentina para la enseñanza de filosofía en colegios dentro del programa de Filosofía para Niños (FpN)

LIBRO DEL ALUMNO
LIBRO DE APOYO PARA EL DOCENTE
ÁREA
CURSO
EDAD
MARGEN DE FLEXIBILIDAD
   Acercamiento a las herramientas de discusión filosófica. En "Introducción a la filosofía para Niños".
   Se implementa antes del trabajo con los textos
Lis
Maravillándome con mi experiencia
Introductorio
1er. año EGB
5 – 6
4 - 6
Rebeca
Libro de apoyo
Filosofía del Lenguaje
2do. - 3er. años EGB
7 – 8
6 - 8
Historias para pensar, 1
Investigación ética y social
Ética y ciencias sociales
4to. - 5to. EGB
9 - 10
9 - 11
Lisa
Investigación ética
Lógica y Ética
6to. 7mo. EGB
11 - 12
11 - 13
Suki
Escribir: cómo y por qué
Lógica y Estética
8vo.- 9no. EGB
12 –14
11 –15
La ciudad dorada
Caminando hacia mis supuestos
Metafísica y Gnoseología
Polimodal
15 - 18
15 - 18

Organizaciones de FpN en el extranjero:

CENTRO DE INVESTIGACIONES EN EL PROGRAMA INTERNACIONAL FILOSOFÍA PARA NIÑOS (C.I.Fi.N) Buenos Aires (Argentina)
Asociación reoonocida por el Institute for the Advancement of Philosofy for Children (IAPC), New Jersey (EE.UU.). Miembro del International Council of Philosophical Inquiry with Children (ICPIC)
Casilla de Correo 103 (1876) Bernal -Argentina. 
Tel./Fax: 54 11 4432 2188/ 54 11 4259 6971
Presidenta: Stella Accorinti
Vicepresidenta: Gloria Arbonés
cifin@p4c.net
cifin@stelac.filo.uba.ar
Webstats4U - Free web site statistics